Seleccionar página

El abanico de infracciones que se sancionarán automáticamente a través de las cámaras es considerable y podemos recibir una multa importante. Afortunadamente, la tecnología puede ayudarnos a reforzar hábitos de conducción segura con algunas aplicaciones que nos recuerdan las velocidades máximas y avisan de la presencia de cámaras.

Esta semana vuelven los controles de velocidad a la avenida de Circunvalación, tal como confirmaron días atrás a Radio 2 desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV). A partir de este martes comenzarán las primeras pruebas con cuatro radares móviles, y si todo funciona correctamente, unas dos semanas después comenzarán a registrar y juzgar las infracciones. Las multas por exceso de velocidad constatadas en esta vía pueden llegar superar los 50 mil pesos.

Mientras tanto, en la ciudad el nuevo sistema de fotomultas se encuentra funcionando en modo de prueba desde mediados de julio, aunque en unos días esta etapa llegará a su fin y pronto los infractores comenzarán a recibir multas con sanciones económicas. Durante estos meses se estuvo revisando el funcionamiento del sistema, calibrando las cámaras y evaluando el comportamiento de los conductores. La estructura de control contempla 70 puntos de fiscalización fijos y cuatro móviles, dos para exceso de velocidad y dos para estacionamiento indebido.

Desde la municipalidad insisten en remarcar que el fin del sistema no es recaudatorio, sino que busca reducir los accidentes y promover la conducción respetuosa. Ciertamente los montos de las multas llaman a ser cautelosos tras el volante. Invadir la senda peatonal o el carril exclusivo puede costar alrededor de 25 mil pesos, mientras que cruzar un semáforo en rojo supera los 200 mil. Sin duda, números que invitan a reflexionar sobre los hábitos de conducción.

“De mediados de julio hasta acá se registraron más de 45 mil infracciones”, cuenta Germán Giró, secretario de Modernización y Cercanía de la Municipalidad de Rosario. Sin embargo estos infractores fueron afortunados, al haber sido detectados durante la llamada “fase de concientización” recibieron la correspondiente notificación, pero no se les cobró la multa. El abanico de infracciones que se sancionarán automáticamente a través de las cámaras es considerable: desde exceso de velocidad, cruce de semáforo en rojo e infracciones varias de estacionamiento hasta no utilizar la luz de giro al doblar o conducir sin utilizar cinturón de seguridad.

Los montos de las multas invitan a ser cautelosos en el volante (Alan Monzon/Rosario3)

Está claro que la mejor manera de evitar las multas es cumpliendo al pie de la letra con la legislación vigente, desde la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial hasta el Código de Tránsito de la Ciudad de Rosario. Sin embargo, también es fácil confundir la velocidad máxima de circulación en calles y avenidas que recientemente redujeron su régimen de desplazamiento a valores inferiores, o dejarse llevar involuntariamente por la marea vehicular y superar inadvertidamente los límites permitidos así sea en unos pocos kilómetros por hora. Cualquiera sea el caso, se corre el riesgo de ser multado.

Para ayudar a fortalecer patrones de conducción segura tenemos para elegir entre varias aplicaciones, algunas de ellas extremadamente populares, como Waze o Google Maps. Estas en particular son compatibles con los sistemas de infotainment de gran cantidad de vehículos, permitiendo ejecutar en la pantalla del auto sistemas de navegación mucho más completos que los provistos por el fabricante, tanto por bluetooth como a través de una conexión USB. De no contar con este recurso tecnológico en el vehículo, una alternativa igualmente válida es instalar un soporte para el celular y correr estas aplicaciones directamente en la pantalla de nuestro smartphone. Siempre será más conveniente que memorizar la ubicación de las cámaras que integran el sistema de detección de infracciones publicado por la municipalidad.

Google Maps

Prácticamente no necesita presentación. Con más de 10 mil millones de descargas solo en Android, es una de las aplicaciones con más usuarios en todo el planeta. Introducida hace 17 años atrás, su lanzamiento cambió la forma de navegar de los usuarios y con el tiempo contribuyó a la desaparición de los GPS vehiculares al permitir planificar rutas.

Ofrece información de tráfico en tiempo real a través de un código de colores que representa la velocidad de los automóviles a partir de la geolocalización de una gran cantidad de usuarios de teléfonos móviles. También puede mostrar la ubicación de radares y controles de velocidad, pero esto únicamente en el modo navegación, es decir, cuando planificamos una ruta. Los radares fijos los mostrará en color naranja, y los móviles en color azul, avisando unos metros antes de acercarnos mediante una alerta sonora. Práctica, pero sobrecargada de información si la queremos usar para manejar. Funciona tanto con Android Auto como con Apple CarPlay y necesita conexión a internet para funcionar a pleno. La versión de Android consume unos 350 Kilobytes (0,35 MB) por kilómetro, mientras que en iOS prácticamente el doble.

TomTom AmiGO

Este fabricante neerlandés de dispositivos y software GPS también tiene su aplicación gratuita y sin publicidad disponible tanto para Android como iOS. Cuenta con navegación paso a paso hasta el destino, alertas de tráfico en tiempo real, embotellamientos, anuncio de rutas y calles cortadas, alertas de velocidad y radares fijos y móviles.

TomTom AmiGO, Google Maps y Radarbot son algunas de las aplicaciones que detectan la presencia de radares y cámaras

Basada en un modelo colaborativo al igual que Google Maps y Waze, los mapas están bastante actualizados, aunque la baja cantidad de usuarios no la hace una opción conveniente. Compatible con Android Auto y CarPlay necesita conexión a internet para funcionar, pero al tener los mapas descargados consume consume muy pocos datos, alrededor de 50 Kilobytes (0,05 MB) por kilómetro.

Radarbot

De descarga gratuita pero con publicidades, ofrece también una versión de pago para desbloquear todas sus funciones. Trabaja sobre la base de Google Maps y la mayor ventaja que ofrece es que se puede utilizar sin conexión a internet y no consumir datos, aunque de esta manera no se puede acceder a las actualizaciones de tránsito en tiempo real.

Curiosamente, al menos en nuestra ciudad muestra una cantidad de radares de tránsito mucho mayor a la existente. Disponible para Android e iOS, solo funciona con centros de infotainment compatibles con Android Auto.

Waze

Adquirida en 2013 por Google, es la aplicación número uno de tráfico y navegación. Completamente gratuita y sin molestas publicidades, tiene una interfaz minimalista y despojada, dedicada únicamente a brindar información útil para la conducción.

Waze es por lejos la mejor aplicación de tráfico y navegación

Su comunidad de usuarios la mantiene actualizada con reportes en tiempo real de una enorme cantidad de incidencias: calles cerradas, obras en la vía, accidentes de tránsito, embotellamientos, animales sueltos, objetos extraños en la ruta y por supuesto radares fijos y móviles. Es una especie de red social para conductores, cuantos más usuarios la utilizan, más precisa es la información que muestra. Funciona tanto con Android Auto como con Apple CarPlay. Si bien consume muy pocos datos, alrededor de 130 Kilobytes (0,13 MB) por kilómetro, necesita conexión constante a internet para funcionar.

Apoyarse en estas aplicaciones para minimizar la posibilidad de cometer infracciones no solo es completamente legal, sino que además contribuyen a reforzar hábitos de manejo en los que constantemente se respetan las velocidades autorizadas. A través de alertas sonoras y visuales, estas apps nos indican cuando nos estamos acercando a los máximos permitidos, sobre todo en calles donde el límite de velocidad no está claramente indicado. A fuerza de repetición, terminamos automatizando estos patrones de conducción segura, contribuyendo a una cultura de la seguridad vial que nos beneficia a todos.

Fuente: Rosario3