Seleccionar página

El periodista contó a través de sus redes sociales un impensado momento que vivió durante su estadía en el país árabe cuando se desarrollaba la Copa del Mundo FIFA.

Las argentinas y los argentinos tenemos –como el resto de las personas– anécdotas de situaciones inesperadas por las que atravesamos. Diego Brancatelli y su pareja, Cecilia Insinga, tienen la suya en la que además está involucrado “un jeque” qatarí.

Resulta que la pareja y sus hijos viajaron a Qatar para seguir a la selección argentina en el Mundial que se desarrolló hasta el último domingo en ese país.

Brancatelli contó en sus redes sociales que durante el mes en el que se desarrolló la competencia tuvieron que cambiar de residencia “muchas veces”.

En el último alojamiento les atendió una persona “vestida de árabe. Creemos que es un jeque, con toda la túnica, con mucha plata, un metro ochenta de alto, con una cuatro por cuatro. Nos quedamos charlando y charlando, le caímos muy bien y nos invita a conocer la casa de campo. Vinimos y al rato, como nos vio felices, nos dijo «por el mismo precio quédense, se las dejo», replica el portal Exitoína.

En el video que compartió Brancatelli en Instagram detalla que “hay cinco mil metros cuadrados de pasto, pileta climatizada, es una casa para 30 personas. ¡Es un palacio!”.

Además, dijo que “el jeque nos dejó el freezer lleno de carne, de pescado, también cápsulas de café, para desayunar, gaseosas, chocolatadas, cinco tipo de panes».

Sobre el final, llegó la frase: «Esto pasa solo en Qatar y solo si sos argentino».

Fuente: Rosario3