Seleccionar página

Alternativas saludables y, no por ello, menos ricas, se cuelan entre las opciones más buscadas para servirse como postre.

Para quienes optaron por dejar atrás aquellos productos cuyos procesos implican algún daño a los animales, el helado vegano es una excelente opción para seguir disfrutando de las tentaciones dulces. El no contar con grasas ni lácteos, reduce a su vez un gran porcentaje de calorías ingeridas.

Un tip muy importante para crear este postre en casa, es aprender a reemplazar los ingredientes para seguir sosteniendo una consistencia deseada a pesar de no contar con grasas y lácteos.

¿De qué manera se reemplazan estos ingredientes?

La leche, manteca o crema pueden reemplazarse por tofu, mantequillas de frutos secos o semillas, o las cremas realizadas a base de maní o avellana. Pueden sumarse también la banana o la palta para dar una consistencia más cremosa.

A su vez, edulcorantes naturales como el strevia funcionan muy bien para endulzar estas preparaciones.

Al igual que la banana, la palta funciona muy bien para que los ingredientes se unan entre sí, sin necesidad de utilizar productos de origen animal

¿Cómo preparar helado vegano?

Antes de comenzar con la preparación, deben congelarse todos los ingredientes. Luego, en una batidora o licuadora, colocar la crema o mantequilla de frutos secos que se haya elegido, con las frutas favoritas previamente congeladas, hasta obtener una pasta con la consistencia deseada.

Si no se quiere utilizar mantequilla o crema, las frutas como el mango o la banana, la pera y la banana, el mango con ananá, o ananá con frutillas son excelentes opciones para reemplazar. Para finalizar, se puede dejar reposar aproximadamente tres horas en el congelador.

Helado vegano de frutilla con banana:

Para esta preparación, se necesita 1 banana madura, 500 gramos de frutillas, 2 cucharadas de tahini (pasta a base de semillas de sésamo) y 1 taza de nata de leche de coco.

Antes de comenzar, cortar la banana y frutillas en cuadraditos chiquitos y congelar por, aproximadamente, dos horas. Luego, batir estas frutas con el tahini hasta lograr una crema homogénea. Añadir la nata de leche de coco y batir para mezclar. Si se desea mayor consistencia, dejar congelar dos o tres horas antes de consumir.

Como opción, se pueden agregar cereales o frutos secos molidos al momento de servir, dando un toque crunchy al postre.

Helado vegano, una opción para consumir de manera sana y consciente (glamour.mx)

Fuente: Rosario3