Seleccionar página

Con la finalidad de ayudarte a mejorar tu estado físico, recolecta datos como la cantidad de pasos diarios y el tiempo de actividad física, en base a los cuales luego te mostrará si cumpliste los objetivos planteados.

Con la llegada de los smartwatch y otros dispositivos inteligentes, el seguimiento de nuestro nivel de actividad física medido en base a parámetros como distancias recorridas y ritmo cardíaco se convirtió en algo cotidiano. Y para acompañar el hardware existe una gran cantidad de soluciones de software desarrolladas para el rubro.

Una de estas opciones es Google Fit, la apuesta de la gran G para que sus usuarios puedan visualizar datos relacionados con su estado físico y fijar objetivos.

Qué es Google Fit

Google Fit es una aplicación creada para medir tu ejercicio diario que utiliza diferentes parámetros para que puedas saber si estás haciendo el ejercicio que debieras.

Una vez descargada, la aplicación pemanecerá siempre activa en segundo plano en tu teléfono, y con ello registrará automáticamente todas tus actividades. También ofrece la opción de agregar a mano otras actividades.

Los datos recolectados por Google Fit son utilizados para ofrecerte dos objetivos que, según dicen desde la propia app, fueron acordados con la Organización Mundial de la Salud como vías para mejorar tu bienestar y darte más años de vida.

El primero de los objetivos se relaciona con los minutos de actividad, un parámetro que se va modificando a medida que nos movemos, ya sea porque estamos caminando o bien porque salimos a correr. Aquí también se pueden agregar datos a mano.

Por defecto Google te propone 60 minutos al día, aunque en la configuración esto puede modificarse según las necesidades y objetivos de cada usuario.

El segundo objetivo es el denominado Puntos Cardio, que se obtienen a partir de actividades que aceleren tu frecuencia cardíaca, como por ejemplo caminatas rápidas. Cuando haces un ejercicio relativamente ligero se te dará un punto por minuto, y si empiezas a hacer un ejercicio más intenso se subirá a dos.

Cómo funciona

Google Fit recoge los datos de tus actividades utilizando los sensores de tus dispositivos, como los de movimiento y el GPS. Con estos parámetros, calcula tu actividad y otros datos, como por ejemplo las calorías que has quemado mientras la realizas, distancias recorridas y velocidad.

La aplicación irá analizando tu historial de actividades durante todo el tiempo que la utilices, y con ello intentará mejorar la precisión a la hora de medir tu actividad. Por ejemplo, cuanto más lo uses mejor sabrá las calorías o el esfuerzo que consumes al hacer actividades, ya que podrá ir comparando tus diferentes ritmos.

La aplicación muestra los objetivos planteados y las distancias recorridas.

Con estos sensores calculará los dos objetivos de actividad, el de minutos totales de actividad y el de los puntos cardio. Estos dos objetivos aparecerán en la pantalla principal en unos círculos que se irán rellenando según te acerques al objetivo diario que te hayas marcado. Cuando los completes, aparecerá una animación diciéndote que has hecho buen trabajo.

Justo debajo de los indicadores de estos objetivos aparecerán detallados diferentes datos, mientras que en la parte inferior de la pantalla podrás acceder al campo Diario, donde podrás ver todos y cada uno de los ejercicios que has hecho.

Al pulsar sobre cada uno de los ejercicios hechos se mostrarán sus datos completos, incluyendo las calorías quemadas, los pasos que has dado, los minutos en movimiento y puntos cardio conseguidos.

Fuente: Rosario3