Seleccionar página

El astro de todos los tiempos falleció en su casa, tras una descompensación y cuando se recuperaba de una operación en su cabeza. El 30 de octubre había cumplido 60 años. El mundo del fútbol lo llora. ¡Gracias por todo Diego, nunca te olvidaremos!

Murió Diego Armando Maradona. La noticia parece increíble pero ahora es verdad. Según medios de Buenos Aires, se descompensó en su casa, donde se recuperaba de una operación en su cabeza. Este miércoles por la mañana, varias ambulancias se habían apostado en el frente de su domicilio en Nordelta, para tratarlo por una descompensación que, según los primeros datos, derivó en un paro cardiorrespiratorio que acabó con su vida. 

Este miércoles, sobre el mediodía, la salud de Diego Armando Maradona volvió a alertar a todos: según periodistas cercanos al histórico crack, sufrió una descompensación en la casa donde llevaba adelante la recuperación de la operación que le realizaron por un hematoma subdural.

Según las primeras versiones, el entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata fue atendido por un vecino que es médico y por una enfermera de Swiss Medical que se encontraba en el lugar. 

Diego estaba alojado en ese lugar desde el pasado miércoles 11, después de someterse a una operación por un hematoma subdural en su cabeza en la Clínica Olivos, nueve días antes.

La familia y los médicos del Diez habían decidido su traslado momentáneo a esa casa hasta definir las características de un tratamiento para rehabilitarlo de su adicción al alcohol y su dependencia a los fármacos.

Pero a pesar de que rápidamente arribaron cuatro ambulancias al lugar, no pudieron hacer nada y sobre las 13.15 todos los medios capitalinos comenzaron a confirmar la noticia que nadie quería escuchar: la muerte del más grande jugador argentino que pisó este planeta alguna vez. 

Diego cumplió 60 años el último 30 de octubre.

¡Gracias Diego por toda la felicidad que nos diste! Nunca te olvidaremos. Ya no importa lo que hiciste con tu vida, solo importa lo que hiciste con la nuestra.

Fuente: Rosario3