Seleccionar página

La serie le quitó trascendencia a semejante afirmación al advertir que se refería a la extensión de cada episodio que por complejidad y duración parecen una película.

Maya Hawke, la  hija de Uma Thurman y Ethan Hawke, que se sumó a «Stranger Things» en la tercera temporada,  le dio el empujón que hacía falta para  terminar de transformarla en  una producciòn de culto.

La joven actriz sostuvo que la serie «está maldita», aunque las razones  de esa condición son un tanto discutibles porque, según ella,  » la quinta temporada tendrá capítulos tan largos como películas de más de dos horas y media».

“La pandemia llegó justo cuando estábamos empezando a rodar la temporada cuatro y la huelga de actores y guionistas explotó justo al comenzar la quinta «, contó la actriz.

También dijo que “leva un montón de tiempo escribir cada temporada. Son muy exigentes sobre la calidad y escriben un montón. Grabar también lleva mucho, así que, básicamente, estamos haciendo ocho películas”

El personaje que interpreta Maya en «Stranger Things»,  es Robin Buckley, la  compañera de Steve Harrington (Joe Keery) en la heladería.

Fue  bien recibida  desde su llegada y, desde ese entonces, se convirtió en uno de los personajes importantes de la historia, al igual que sucedió con Joseph Quinn, (Eddie Munson), quien tan solo con haber aparecido en la temporada cuatro se convirtió en uno de los favoritos del público.

Hawke aseguró que los escritores son bastante exigentes con sus guiones y que no van a dejar pasar detalles importantes en cada uno de los capítulos de la quinta y última temporada de esta serie que en Sensacine tiene una calificación de 4.4 sobre 5.

Fuente: Cadena3.com