Seleccionar página

El animal halló el sitio donde estaba el cadáver de un hombre que había caído con su auto en un canal de Río Negro. Lloró y se tiró al piso hasta que las autoridades lo detectaron

Un perro encontró el cuerpo sin vida de su dueño en un canal la localidad rionegrina de Allen y lloró durante cuatro días marcando el lugar hasta que hallaron el cadáver.

El animal se instaló en cercanías al lugar en el que había caído el auto de su «amigo». Hasta que el jueves por la tarde, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida.

La víctima es un hombre de 60 años identificado como Luis Blanes, que el domingo pasado había caído con su auto a las aguas del Canal Principal en la ciudad de Allen (Río Negro), informó ADN Sur.

Desde aquel incidente, el perro de la víctima marcó el lugar y según indicaron los testigos lloraba y se tiraba al piso como avisando que allí se encontraba su dueño.

Jorge Riffo, director de Defensa Civil de Allen, confirmó a una radio local que el animal les marcó el lugar. “Se tiraba, lloraba, iba y volvía de la orilla todo el tiempo. Nosotros decíamos que seguramente el cuerpo estaba en esa zona porque el perro no dejaba de llorar”, explicó.

La búsqueda había sido intensa hasta la intervención de la mascota que facilitó un área delimitada para investigar. “Cuando llegaron los buzos, rastrillaron el lugar, pero la turbiedad dificultaba las tareas”, explicó Riffo.

Primeron detectaron al Peugeot 504 blanco y Blanes fue encontrado el jueves por la tarde a unos 400 metros del lugar del accidente.

Fuente: Rosario3.com