Seleccionar página

Un encuentro inesperado en el transporte público dio lugar a una historia de amor que no terminó hasta que ambos fallecieron con horas de diferencia luego de seis décadas y media compartidas.

Tras pasar 65 años juntos, Jack y Harriet Morrison fallecieron el mismo día en el geriátrico de San Luis en Misuri, Estados Unidos donde residían. Ocurrió el pasado 11 de enero.

Jack, de 86 años, fue el primero en fallecer y, horas después, murió Harriet, de 83. «Estoy triste. Pero sé que descansan en paz y estarán juntos para siempre», dijo su sobrina Sue Wagener, quien fue criada por el matrimonio. «Fue una verdadera historia de amor de libro».

La pareja se conoció en 1955, cuando Jack trabajaba de conductor de autobús y Harriet acompañó a su padre en un viaje de la orquestra donde tocaba. Jack la invitó a cenar y «luego no se separaron nunca más», cuenta Wagner, que detalla que se casaron apenas seis meses después de su primera cita. Los Morrison criaron a sus dos hijos y a su sobrina, además de gestionar una empresa de autobuses.

Según publicó RT, hace un año, Harriet sufrió una caída mientras paseaba a su perro y se rompió la cadera. La grave lesión, unida a una demencia, fueron las causas para su ingreso en la residencia de ancianos The Woodlands of Arnold.

En septiembre, Jack también sufrió una caída y se fracturó el cuello. Desde ese momento, la pareja residió en el mismo geriátrico en habitaciones en el mismo pasillo. Su estado de salud se fue deteriorando hasta que, el día que se produjo la muerte, el personal de la residencia trasladó a Jack al cuarto de su esposa para que ambos pudieran estar sus últimos momentos de vida juntos.

 

Otra larga historia de amor

Una pareja celebró su 80º aniversario de bodas a principios de diciembre del 2019. Charlotte y John llevan juntos más de ocho décadas.

Estos estadounidenses, de más de cien años de edad cada uno, se conocieron en 1934 durante una clase en la Universidad de Texas y desde entonces están juntos.

Fuente: Rosario3.com